miércoles, 22 de enero de 2014

TRAS LAS FUERTES LLUVIAS, SALE EL SOL.

Tras las lluvias de estos días, las cuales nos impedían faenar en el campo, ha empezado a normalizarse el tiempo, decir que aunque ha llovido mucho, la tierra no presenta una humedad excesiva incluso algo seca, parece que aun faltaria algo mas de agua, pero tampoco vamos a pedirles peras al olmo, Las judías verdes con las que estoy experimentando la siembra fuera de fecha, os refresco, las sembré en enero cuando lo normal es a partir de marzo, siguen brotando aunque con unos colores amarillentos, no se si puede ser causado por la falta de sol, por estos días nubosos, si es así supongo que con el sol de estos días irán mejorando.

También puede ser por el fuerte viento que las haya quemado, esperemos ver como evoluciona.
Por ahora por lo menos han brotado que era el primer fin del experimento.
Las habas se han recuperado estupendamente del vendaval presentando flores muy abundantes todas las plantas, ya abiertas y siendo visitadas por abejas y abejorros.

 Los gatos también querían salir en la foto, los pobres estuvieron 5 días encerrados en casa por las lluvias y se están desahogando corriendo por doquier.

 La verdad es que me siento muy orgulloso del aspecto tan saludable que presentan, espero sigan así.

Las habas de noviembre también presentan una muy buena salud aunque con las temperaturas de estos días apenas crecen nada, cuando llegue algo de calor pegaran un estirón.
Los guisantes me traen por el camino de la amargura porque creí que no carecían pero realmente es que algún animal se come las puntas de las plantas no dejándolo crecer, solo se están desarrollando los que están cubiertos de ortigas, que como ya comente, parece los protege.
 En las siguientes fotos se ve como las matas suben por encima de las ortigas.

 Y esta con todas las puntas comidas,¿quien sera el canalla?
Ha la parte que voy a dedicar a los cultivos de primavera y verano les he vuelto a pasar la motoazada para airearla después de la lluvia y terminar con las malas hierbas que aun quedaban.
También he empezado a podar arboles, algunos para aliviarlos de trabajo y otros por estar enfermas algunas de sus ramas.
 Las higueras han recibido una poda severa, primero por salud y luego porque en cuanto llega el buen tiempo se masifica de ramas.
 Uno de los almendros en flor, la mitad del árbol he tenido que cortarla entera por estar infestado de termitas y lo había dejado hueco y muerto.


 Espero que recupere y no haya que cortarlo entero.

 Los olivos también han recibido lo suyo, haber si el año que viene conseguimos cosecha.

Pues sin mas un saludo.