viernes, 17 de enero de 2014

LAS ORTIGAS USOS PARA EL HUERTO Y PARA LA SALUD.

Las ortigas, al menos en mi terreno, sobre en estas fechas son una infestación sobre todo en las partes bajas de los arboles de hoja caduca que con sus hojas caídas han aportado bastantes nutrientes para que estas plantas crezcan con desmesura, no debe preocuparnos ya que aparte de señalar que el terreno es muy fertil, ya que si no, no prendería, nos puede servir para una gran variedad de tratamientos tanto para nuestro terreno, nuestras plantas, nuestro compost incluso nuestro organismo.

Para empezar hay que decir que para manipularlas necesitáis guantes de plástico ya que segregan un liquido ácido que proboca una gran irritación y dolor, dicen que es la 3ª sustancia que mas dolor provoca en la piel.

 Lo primero y siguendo el propósito del blog vamos a describir los usos que podemos aplicar para nuestros huertos y plantas:

En el suelo:

. Estimula la vida microbiana, ayudando así en la estructuración del suelo.
. Enriquece el compost.
. Gusta mucho a las lombrices, que emigra hacia donde el suelo o el compost ha sido regado con extracto de ortiga. Se multiplican más deprisa y el humus sale más rico.

En la raíz:
Estimula el crecimiento radicular, favoreciendo su crecimiento en extensión y profundidad.

En la hoja:
. Endurece la pared celular, favoreciendo los procesos de lignificación. Eso la hace más resistente a los ataques de parásitos y hongos.

. Promueve la formación de clorofila.

En la flor:
. Induye la floración.

. Las flores son más abundantes, tienen colores más vivos y son físicamente más fuertes.

. Aumenta la presencia de aceites esenciales. Son más aromáticas.
En el fruto:
. Aumenta la presencia de azúcares en el fruto, potenciando el gusto y alargando la conservación.

En la semilla: 
. Aumenta la tasa de germinación, y la homogeniza.
. Las plantas que nacen de semillas que han sido remojadas en este caldo son más resistentes a las enfermedades criptográmicas.

Entorno de la planta:


. Insecticida para pulgones, estadios larvarios de cochinillas y otros insectos pequeños.


. Repelente para muchos otros, que elegirán otras plantas para hacer la puesta.


. Acaricida.


. Dificulta la evolución de la mayoría de los hongos. Efectivo sobre oídio, mildiu,  fitóftora, roya, monilia y secado de las coníferas.


. Corrector de carencias.


Preparación del caldo (Purin de ortigas):

En otros sitios vereis que lo crean de diferentes formas, la mía es la siguiente, cosecho (siempre con guantes) un kilogramo de ortigas por cada 10 litros de liquido que se quiera preparar, las meto en un recipiente resistente y las estrujo con un palo para herirlas un poco.


Una vez realizado esto les añado 10 litros de agua por kilogramo de ortiga cosechada. Es recomendable que sea agua de lluvia.
Una vez tengamos realizados estos pasos lo dejamos en un sitio donde le de el sol y lo dejamos fermentar removiéndolo cada dos días, hasta que al removerlo ya no veamos la espuma que provoca la fermentación, suele tardar entre 10 y 20 días, luego lo pasamos a una botella filtrándolo con un trapo o similar para que no nos obstruya el sulfatador y listo, ya tenemos purin de ortigas.

Lo aplicaremos de la siguiente forma:

Como tratamiento o abono foliar:

Mezclaremos una parte de purin por cada diez de agua y con la ayuda de un sulfatador rociaremos las hojas a tratar. Yo trato las hojas de mis cultivos cada 10 días aproximadamente como forma de prevencion.

Si lo que pretendemos es solucionar un problema (pulgón, carencias, hongos) es conveniente aumentar la dosis al 20%, localizando el tratamiento sobre las plantas afectadas. Cada sesión consta de tres aplicaciones seguidas en intervalos de 24 horas, y se repite por lo menos 2 veces.

En semillas:

 Mojarlas en extracto puro durante 12 horas, y después sembrar. La germinación será más homogénea y las enfermedades aparecerán más tarde y no serán tan virulentas.

En suelo:

Diluir al 10% y mojar toda la superficie. Después conviene un riego moderado para que el producto entre unos centímetros balo tierra.

Como se puede apreciar es un buen acompañante para nuestros huertos y es totalmente ecológico, ahora expongo otras propiedades para nuestro organismo.


Hoy en día las propiedades de las ortigas han caído en total deshuso, en mi niñez era la medicina general que de un forma u otra lo curaba todo, si estabas estreñido infusión de ortigas para el niño, que estabas resfriado y tenias el pecho lleno de mocos, infusión de ortigas y paño caliente cubriendo un ramal de ortigas en el pecho, que tenias anemia, jugo de ortigas y así un sin fin de usos que nuestros antecesores les han dado durante años, hasta se las echaban secas y picadas a las comidas para sazonarla y así mejorar la digestión.

El jugo de Ortigas tiene un efecto tan purificantefortificante curativo que todos, jóvenes, adultos y ancianos, deberían tomar por lo menos tres vasos de jugo de Ortigas a la semana, aunque mucho mejor sería beber un vaso cada día.
Hojas de Ortigas secas, bien trituradas, sirven en invierno para sazonar las sopas y otros platos. Regularizan la digestión y combaten muchas molestias.

La Ortiga debería, ocupar su sitio privilegiado en la medicina casera.
En cuanto a vitaminas, es rica especialmente en Vitamina A, que tiene gran influencia sobre la construcción de los tejidos, el desarrollo de todo el organismo y el crecimiento en general. Quien quiera depurar, vivificar, reconstruir y curar su sangre, tiene que tomar jugo de Ortigas. Si falta hierro en la sangre, como ocurre en los casos de anemia, la Ortiga, y especialmente su jugo, es un remedio eficaz.
La Ortiga es también muy diurética; expulsa del cuerpo toda clase de impurezas. Sólo por eso no debería faltar en ningún hogar, ya que por el falso modo de vivir actual, todo el mundo está constantemente expuesto a recargarse de sustancias extrañas que es necesario eliminar y expulsar del cuerpo. Un remedio que nutre, depura, limpia, purifica, reconstruye y cura a la vez, como la Ortiga, merece un lugar de honor en la casa.
Por su rico contenido en calcio, silicio y hierro, la Ortiga (también la raíz) es un excelente remedio contra la tuberculosis, el asma, la hidropesía.
La Ortiga alivia, además, toda clase de hemorragias, de los pulmones, de los riñones, de la vejiga, orina con sangreabscesos del estómago y de los intestinos, etc.
También combate eficazmente, si se emplea bastante tiempo, la ictericia.
La Ortiga puede ser empleada en forma de compresas con el cocimiento de la planta o cataplasmas aplicadas directamente sobre erupciones de la pielúlceras,hinchazones.
Incluso las hojas tiernas de Ortiga, que no pican, después de haberlas lavado, pueden emplearse para cataplasmas y vendajes. El éxito con la hoja fresca será mayor aún.
Los que sufren de reumatismogotadiabetescálculos biliares, deberían hacer una cura de Ortigas cada año.
Está bien comprobado que la Ortiga, especialmente el cocimiento de su raíz, es un remedio eficaz contra la caída del cabello y contra la caspa.
Siendo así, se comprende su eficacia para fomentar el crecimiento del cabello.
Pues sin mas un saludo.